Saltar al contenido
Pilar Motor

Máximo de Faltas Leves Permitidas para Pasar la ITV: Todo lo que Necesitas Saber

Índice

Introducción

La ITV (Inspección Técnica de Vehículos) es un requisito obligatorio en España para garantizar la seguridad y el correcto funcionamiento de los vehículos. Durante esta inspección, se evalúan diferentes aspectos técnicos y se emite un informe que determina si el vehículo cumple con los estándares establecidos. En este artículo, te explicaremos cuál es el máximo de faltas leves permitidas para pasar la ITV y todo lo que necesitas saber al respecto.

¿Qué son las faltas leves en la ITV?

Las faltas leves son aquellas deficiencias detectadas durante la inspección que no suponen un riesgo grave para la seguridad vial o el medio ambiente. Estas faltas suelen estar relacionadas con aspectos menores del vehículo que no comprometen su funcionamiento básico o su seguridad.

¿Cuántas faltas leves se permiten?

Según la legislación vigente, se permite un máximo de 5 faltas leves para que un vehículo pueda pasar la ITV. Estas faltas deben ser subsanadas en un plazo determinado y los propietarios del vehículo deben presentarse nuevamente a una nueva inspección para verificar que se han corregido.

¿Qué sucede si se supera el máximo de faltas leves permitidas?

Si un vehículo presenta más de 5 faltas leves durante la inspección, se considerará como un defecto grave. En este caso, el vehículo no podrá pasar la ITV y el propietario deberá solucionar todas las deficiencias detectadas antes de poder obtener el informe favorable.

Cómo evitar faltas leves en la ITV

Para evitar faltas leves en la ITV, es recomendable seguir una serie de recomendaciones básicas de mantenimiento y revisión periódica del vehículo. Algunas de estas recomendaciones incluyen:

1. Revisar las luces del vehículo

Es importante comprobar regularmente el funcionamiento de todas las luces del vehículo, incluyendo los faros, las luces de freno y las luces intermitentes. Si alguna de ellas está fundida, es necesario reemplazarla lo antes posible.

2. Verificar los neumáticos

Los neumáticos son fundamentales para la seguridad del vehículo. Es necesario revisar regularmente su presión y profundidad de dibujo. Además, es importante verificar que no presenten desgaste irregular o alguna anomalía visible.

3. Comprobar los frenos y el sistema de suspensión

El correcto funcionamiento de los frenos y el sistema de suspensión del vehículo es esencial para garantizar la seguridad en la carretera. Es conveniente realizar revisiones periódicas de estos elementos y realizar los ajustes o reparaciones necesarias.

4. Mantener los retrovisores en buen estado

Los retrovisores proporcionan una visibilidad adecuada durante la conducción y son obligatorios según la normativa de tráfico. Es importante asegurarse de que estén en buen estado y correctamente ajustados.

Conclusión

La ITV es una parte fundamental del mantenimiento de un vehículo y garantiza tanto la seguridad vial como el cuidado del medio ambiente. Conocer cuál es el máximo de faltas leves permitidas y seguir una rutina de revisión y mantenimiento adecuada nos ayudará a pasar la inspección con éxito y mantener nuestro vehículo en óptimas condiciones.

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuánto tiempo tengo para subsanar las faltas leves detectadas en la ITV?

Una vez que se presentan las faltas leves en la ITV, el propietario del vehículo dispone de un plazo de 2 meses para solucionarlas y volver a pasar la inspección.

2. Si mi vehículo no pasa la ITV debido a faltas leves, ¿necesito una nueva cita?

Sí, es necesario solicitar una nueva cita para someter el vehículo a una nueva inspección una vez que se hayan subsanado todas las faltas leves.

3. ¿Qué tipo de sanciones puedo recibir si no paso la ITV por exceder el máximo de faltas leves?

El incumplimiento de la ITV puede conllevar sanciones económicas que varían según la gravedad de las faltas y la legislación vigente.

4. ¿Las faltas leves tienen alguna repercusión en el seguro del vehículo?

En algunos casos, algunas compañías de seguros pueden considerar las faltas leves detectadas en la ITV como un factor de riesgo, lo que podría tener un impacto en el cálculo del precio del seguro.

5. ¿La ITV certifica que un vehículo está en perfectas condiciones?

La ITV es una inspección técnica que verifica el cumplimiento de los estándares de seguridad y emite un informe. Sin embargo, no garantiza que el vehículo esté en perfectas condiciones, ya que pueden surgir problemas técnicos posteriores a la inspección. Es recomendable mantener un buen mantenimiento del vehículo más allá de la ITV.